Google+

jueves, 2 de mayo de 2013

Nuestros hoteles en bangkok

Dos veces hemos estado en la ciudad de Bangkok y pronto será la tercera. Para nosotros es una ciudad especial a la que volveríamos una y otra vez. Cada rincón tiene algo especial y la mezcla entre tradición y modernidad se palpa en cada esquina.
Ríos y ríos de tinta se han escrito acerca de las maravillas de Bangkok, cosa que sin duda me ha hecho dudar muchas veces a la hora de escribir una entrada pero aún así, pronto dejaré plasmada en forma de post mi visión particular de la misma. De momento un pequeño avance que espero pueda servir de ayuda a la gente que tenga pensado alojarse unos días en ésta la capital del antiguo Siam.

Bangkok es una ciudad inmensa en la que viven unos siete millones de personas. La ciudad es atravesada de norte a sur por el río Chao Phraya y es alrededor de este río como ha ido creciendo la ciudad. Su enorme cantidad de canales y su elevado interés turístico en aumento cada año, hace que esta ciudad sea conocida con el sobrenombre de la Venecia de Oriente.

Este creciente interés turístico ha favorecido la proliferación de cientos de hoteles, apartamentos, hostales y albergues en los que poder alojarnos, dependiendo principalmente nuestra elección del presupuesto con que contemos. Se pueden establecer así 2 áreas principales en las que podemos optar a la hora de elegir el lugar idóneo donde disfrutar de la estancia en la ciudad.

El primero de ellos es la zona comprendida entre Silom y la Sukhumvit Road, ambas arterias principales de la ciudad y por donde circulan las lineas del Skytrain y el metro lo que nos permitirá no depender tanto de los taxis y del caos de tráfico de Bangkok. Esta zona abarca el centro de la ciudad y se encuentra muy próxima al río, una buena situación para visitar algunos de los atractivos principales de  la ciudad como el Parque Lumpini, mercado nocturno de Pat Pong, la casa de Jim Thompson, así como los principales centros comerciales de la ciudad, el MBK o el Siam Paragon donde solíamos terminar el día después del duro pateo por la ciudad.

Más al oeste de la ciudad, en las inmediaciones del Chao Phraya, existe una segunda zona comprendida entre el puente de Rama VIII y la Rachadamnoem Klang en la que encontramos multitud de alojamientos para todos los bolsillos. Muy próximo al puente está localizada la parte más mochilera de la ciudad, Kao Shan Road, salpicada de multitud de guesthouse donde podemos encontrar alojamientos a precios más que interesantes. El pintoresco barrio de Chinatown o El Gran Palacio Real están próximos a esta zona de la ciudad, y también algunos de los más importantes templos de la ciudad que no podemos perdernos en nuestra visita.

Estas fueron nuestras elecciones en anteriores visitas a Bangkok:

El Glow Trinity Silom , un hotel chulísimo situado junto a la parada del Sky train de Chong Nonsi, en la zona de Silom, muy sencillo para llegar desde allí a los principales puntos de la ciudad y para poder ir a descansar algún rato entre pateo y pateo. Si pilláis una oferta no dudéis en coger el desayuno y empezar el día con el estómago lleno. 

El FuramaXclusive, a tan sólo unos metros del hotel anterior. Magnífico hotel con unas habitaciones amplísimas y totalmente equipadas, a un precio bastante bueno. Muy recomendable.

El Hotel Golden Tulip Essential Vasu (antes se llamaba el Trang Hotel), cerca de la zona de Kao Shan Road, concretamente en la 99/1 Wisutkasat Road, Phra Korn. Gran desayuno, wifi y una buena piscina donde acabar la jornada. Para movernos desde aquí si es necesario el taxi o el tuk tuk, pues estamos algo alejados tanto del Skytrain como del metro.



Ver mapa más grande

Dentro de esta breve entrada de hoteles en Bangkok no puedo dejar de nombrar el lugar elegido como punto final de nuestra escapada por el Sudeste de Asia del verano pasado. Fue la última tarde del viaje en la que decidimos subir al Sirocco, un lujosísimo restaurante en la azotea del hotel Lebua y que en nuestra anterior visita a Bangkok no tuvimos tiempo de conocer. Decidimos hacer esta visita por la tarde, la idea era contemplar la ciudad desde allí a la luz del día, poder disfrutar de una puesta de sol inolvidable y ver de nuevo la ciudad con el Chao Phraya con las luces de los edificios reflejadas en sus aguas. 

1 comentario: